El principal objetivo de todas los sectores que utilizan combustible, como el aeroespacial o automotriz, es reducir su consumo durante la combustión.

Los inyectores de combustible, normalmente, consisten en multitud de partes fabricadas en distintos pasos.

La tecnología de Impresión Directa en Metal, DMP, permite diseños innovadores de inyectores de combustible que aumentan su eficiencia, extienden el tiempo de uso a través de una funcionalidad mejorada y permiten una reducción del peso de la pieza.

Con la tecnología DMP se pueden crear geometrías complejas y superficies difíciles de lograr con las tecnologías de fabricación convencionales.

Un ejemplo es la de la imagen superior, impresa por las máquinas de 3D Systems, de la que CT Advanced Manufacturing es distribuidora.