imprimir en 3d desde casa

Una gran parte de la población ha tenidos que adaptarse a un entorno de trabajo doméstico debido a la crisis sanitaria originada por el Covid-19, algo a lo que no han escapado las empresas que utilizan la impresión 3D en sus fábricas y oficinas. En estos tiempos, la capacidad de adaptarse a estos nuevos entornos y desafíos ayudará a mitigar el impacto en la producción y a mantener los ciclos de desarrollo en el futuro.

El tamaño compacto de las impresoras 3D de de Formlabs, de la que CT Advanced Manufacturing es distribuidor oficial en España, las hace adecuadas para usar en el hogar o fuera de la oficina/fábrica. Además, con más de 30 materiales diferentes (silicona, polipropileno, ABS, etc…), otorga más flexibilidad para adaptarse a los nuevos desafíos a medida que surjan.

Antes de transportar o recibir su impresora 3D, hay que asegurarse de el espacio y entorno sean adecuados para la impresión, el procesamiento posterior y cualquier necesidad de acabado que se pueda tener. Debe haber espacios de trabajo nivelados donde pueda colocar la impresora, soluciones de procesamiento posterior para la Form Wash y Form Cure, un espacio de trabajo para la eliminación y acabado de piezas, y almacenamiento a corto plazo para elementos como solvente de lavado adicional, tanques de resina, cartuchos de resina, guantes, herramientas de procesamiento posterior, etc.

Woody Hedberg, ingeniero de procesos de impresión en Formlabs, recientemente instaló un Form 3L en su casa para pruebas de materiales. «Instalé aglomerado y cartón grueso en el suelo y las paredes del espacio como medida de protección», comenta Hedberg. También encontró útil configurar su espacio cerca de una ventana abierta detrás de una puerta cerrada para mitigar cualquier olor y sonido potencial.

Una vez instalada la impresora en su nuevo lugar de trabajo, hay otras decisiones que pueden mejorar y optimizar el flujo de trabajo:

  • Alinear las horas de inicio y finalización de sus impresiones para que coincidan con sus horas de trabajo y así aprovechar al máximo el rendimiento de la impresora.
  • Documentar en detalle y fotografiar cada impresión, especialmente si no tiene un almacenamiento excesivo.
  • Monitorear la producción de impresión en tiempo real y rastrear el uso de resinas y tanques
  • Realizar un seguimiento de la tasa de éxito y fracaso de las impresiones, de modo que se podrá conocer qué diseños fueron más exitosos para futuras iteraciones.

Consideraciones de seguridad

Según el especialista de materiales de Formlabs, Zac Zguris, “debes practicar una buena higiene química. Mantén todo limpio. Asegúrese de limpiar cualquier goteo o derrame de inmediato, use acetona o alcohol isopropílico para asegurarse de que no queden residuos pegajosos. Un armario no es en absoluto una ubicación adecuada para el uso activo de una impresora 3D».

Al manipular cartuchos y contenedores de resina, hay que asegurarse siempre de usar guantes para proteger la piel. Además, es recomendable almacenar los cartuchos en posición vertical, lejos de la luz solar directa, en un área bien ventilada, y cerrar la tapa de ventilación del cartucho para evitar fugas.