La impresión 3D de productos sanitarios nos ayuda a conseguir material de calidad y mejorar la productividad de los equipos. Una de las ventajas más importantes de esta metodología es la aceleración en el tiempo de entrega de productos y el amplio abastecimiento de éstos. En este post, hablaremos sobre la tecnología 3D y su papel fundamental en el desarrollo de la medicina, aportando soluciones a las necesidades del sector. 

Características de la tecnología 3D

La tecnología 3D pasa por la posibilidad de realizar diseños basados en las características indicadas y desarrollando las opciones con mayores niveles de productividad. Contamos con la impresión 3D, la herramienta que constituye un grupo de tecnologías de fabricación por adición: se construye el objeto deseado capa a capa y de manera controlada con materiales específicos a partir de un diseño 3D hecho por ordenador previamente. 

Las impresoras 3D permiten crear una variedad infinita de objetos. Los límites a la hora de diseñar los pone la creatividad de cada uno de los profesionales. 

 

La impresión 3D en el área médica 

La impresión 3D médica se considera un área emergente que tiene un gran potencial y avanzará de manera muy rápida en los próximos años. Durante la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 hemos comprobado la gran utilidad de la impresión 3D, la cual ha respondido a la necesidad de EPIs en los centros sanitarios. 

El campo médico es uno de los más interesados en la impresión 3D, ya que tiene la capacidad de crear soluciones adaptadas a cada paciente con total fiabilidad y rapidez. La flexibilidad y rapidez que ofrece la impresión 3D propone una nueva solución a la hora de crear material necesario y también como solución a la hora de sustituir o ayudas a las estructuras biológicas existentes de cada paciente. 

El crecimiento de la incorporación de impresión 3D se explica por las oportunidades que plantea este tipo de tecnología hacia el área médica, la personalización de prótesis y estructuras biológicas ayuda a rebajar los índices de rechazo notablemente. Además, la impresión 3D permite generar estructuras específicas con un diseño complejo y a un menor coste. 

La impresión 3D tiene un papel fundamental en el avance de las prótesis personalizadas. Las prótesis impresas en 3D se han incorporado con gran facilidad en el mercado de prótesis. Esta aparición se ha dado gracias a las grandes ventajas que comportan respecto a las prótesis tradicionales. Las prótesis 3D aportan al paciente una gran movilidad gracias al uso de materiales resistentes y ligeros, que permiten soportar peso y golpes sin perder manejabilidad. 

Además, con la tecnología 3D se pueden diseñar prótesis adaptadas a las necesidades específicas de cada paciente y a un coste entre tres y cuatro veces menor que las convencionales. 

 

El futuro de la impresión 3D en España

El principal reto al que se enfrenta la impresión 3D en España es la demanda de profesionales y la implantación de esta tecnología sanitaria en las universidades. Todavía queda mucho camino por recorrer, es necesaria una mayor inversión y una formación para lo profesionales sanitarios. 

La tecnología 3D en sanidad es eficiente y genera valor añadido. Una buena implantación supondría una mejora en la atención sanitaria, un ahorro de costes y de duración en operaciones largas y una objetivización de las intervenciones quirúrgicas. En definitiva, supondría un paso más hacia la medicina personalizada.

 

Si desea obtener más información sobre la impresión en 3D, no dude en ponerse en contacto con nosotros

Desde Advanced Manufacturing, le ayudaremos en todo el proceso de consultoría e implementación de soluciones para la fabricación aditiva.